“AgUAs”, GOTaS, LluViA, ARbORoSa, ArBolAdA

Publicado: diciembre 19, 2006 en MaNifEsTAciONeS ANkudItAnAs

escanear0002.jpgescanear0001.jpg

Un impecable lanzamiento tuvo la poetisa Varsovia Viveros este pasado sabadao 16, en la casa de la cultura de la comuna de ancud.
Este lanzamiento comenzo justo a las ocho y media, y con casi una 40 personas presenciaron este que su cuarto libro. “estoy muy agradecida por venir a este lanzamiento, pero me extraña que las pesonas que más me dijieron que saque el lanzamiento no vinieron”, esas fueron una de la palabras de la poetisa en el lanzamiento.
proyeccion de fotografias y musica del libro, la presentacion de janett Gonzalez, para luego la lectura de la poeta intercalandose con musica interpretada por su hija Varina Paz interpretando canciones de la misma autora, en donde resalto el tema “los cinco sentidos” tema creado por la abuela de la autora Amalia Jofre . “rompe, rompe, rompe, llagas las astillas, llagas las astillas…..”este libro es insertarse en estas zonas lluviosas y sobrevivir en él.
hay que decir, que los consejales Carlos Sepulveda y Jorge Muñoz fueron los unicos que asistieron todo el evento, esperandose las palabras del alcalde pero ésta se encontraba en el Basquetbol. Asì tambien el encargado de Canelo de NOS tambien presencio este lanzamiento, como tambien el poeta Guido Ruiz y su señora, y amigos y personas que se interesaron por el lanzamiento de un libro.
Este libro que fue finanziado por el gobierno regional, cuanta con la convinacion de fotografias de Rodrigo Muñoz, que se entrelazan con la poesia llena de imagenes de Varsovia Viveros.

A continuacion el texto que presentó Janett Gonzalez en el lanzamieto:
“Ese día arrancaron mis ojos
entonces comprendí
que no hay misterios
sólo un ruido polvoriento
apaga la imagen de mi cuerpo
Descuartizado en presas mi esqueleto
adorna las paredes
los estadios y los quioscos”
Varsovia Viveros, Aguas. Pp. 94.

Quisiera contarles una historia, la de una voz femenina desgarrada por su entorno, por nuestro entorno; “Al Sur” nos sitúa, nos ubica Varsovia en el primer poema de AGUAS; aguas que hoy nos reúnen, nos convocan.
La historia de una voz desgarrada que comienza con la “herida inicial” arrastrada por “voces temerarias”: son los habitantes primeros, anteriores a la patria, a la máscara, a la nación chilena.
¿Se explicitaría entonces, ya en este primer poema, “el clamor por la existencia del ser” del que nos habla Valentina Schulze en el Prólogo?
Este desgarro surge de “Una desesperanza” que la “hace perder la calma” pero que la “invita a seguir”; aún cuando “Esta desesperanza que me habita/ Ataca a mis vísceras/ Haciendo un hueco en mi vientre (…)” (V. Pp. 55).
Pero, ¿qué produce esta desesperanza? La produce:

“(…) la invasiva maquinaria
que taladra, succiona, pervierte
y se pasea por tardes como esta
en la orgía desatada de las hordas, aquellas
que nunca pertenecieron a este lugar.
Ya no hay historia que resista
depredadores solapados
que los gobiernos dejan entrar.” (CATORCE. Pp.26)

Entonces, tras ese sentir visceral, tras ser desgarrada desde el vientre, la sujeto sucumbe, y como señala Valentina en el Prólogo lo hace “en la deshumanización que se resiste a la pérdida, que se resiste al despojo del cuerpo, de la naturaleza en cuanto a matriz de la existencia para, en último intento ilusorio, mimetizarse, fundirse o alienarse con “la Arbolada” (Pp. 6).
Pero este mimetizarse, este fundirse ya se produce en ARBOROSA: “brotar, brotar, brotar, brotar (…)” (pp. 80); Arborosa, te sumerges en el reino vegetal, vas “por las aldabas de las ramas” y respiras “más que nunca el aliento de sus cuerpos”, buscas y sigues las raíces “que corren serpenteando” y te vuelves liquen “para no caer filiforme”, pues “somos sólo un cuerpo/ desde el tiempo ignoto/ allá en el origen/ antes que los ojos de los hombres/ enviaran/ su primera chispa” (Pp. 78), ojos que “más que caer van brotando/ como enredadera en el silencio” (Pp.13).
Finalmente, abrazada al tronco del Arrayán que te dio la bienvenida, te tiendes “a escuchar sus quejas” (pp. 83).
Arborosa se aliena: se transforma, se convierte en otro, suceso que se nos presenta a través de los versos de Leonel Lienlaf en el epígrafe: “La vida del árbol invadió mi vida/ comencé a sentirme árbol/ y entendí su tristeza”; para que luego, en Arbolada, este alienare presente otra acepción: Arbolada se enajena y se perturba, o más bien “la” enajenan, “la” perturban, la fragmentan; al cuerpo-árbol lo trozaron, a la sujeto la trozaron, y “Llegó un guardia puso un pié en mi cara, mi rostro se deshizo como agua/ entonces puso aceite, brotó mi cara entre autos (…)” (Pp. 92). Y continúa la agonía en un último grito, el de los niños.
Pero, ¿podríamos encontrar otro signo que nos indicara esta necesidad por alienarse? ¿Hay algo más en ese fundirse? Creo que estamos ante la necesidad de validar la palabra, aquella que fue connotada como instrumento de violencia, aquella palabra que en el poema DOS aparece relacionada con el lenguaje de la institución, del cabildo, de la patria, utilizada en sus sentencias: la palabra como “látigo del entendimiento”, la cual se opone a los “balbuceos en las planicies y bosques”, a “los dolores de la tierra”. Sin embargo, “una milésima parte de ellas/ ha de decir la verdad/ la que quedó en las raíces de los árboles” (DOS. Pp. 14). Entonces, aquella sujeto que porta la voz en toda la obra, también se autovalida en esta necesidad de portar una verdad, teniendo que introducirse en aquellas raíces “que corren serpenteando”.
Ahora, volvamos al látigo: imagen y símbolo de violencia y de poder, pues será actualizado: ahora estamos ante la máquina trozadora, y es por eso que Valentina nos habla de una

“Alegoría que denuncia el sello catastrófico de las empresas forestales transnacionales que operan en la Isla de Chiloé, actuales agentes usurpadores de vida y propulsores de la desertificación del entorno natural característico del Sur de Chile (…)” (Pp. 6)

La máquina como símbolo de la “muerte vaporosa”, aquella que “(…) Ahora es delirante”, y que
Frenética, Audaz (…)
Ahora disfrazada de cordura
Tecnología y prolongación de vida
Succiona almas inocentes
Traslada aldeas edificadas
Infinitamente hacia el cielo (…)
Magnética y fascinante
Traga vértebras y paraliza sueños (…) (VII. Pp. 57)

En esta obra, las aguas representan un signo de temporalidad; como en UNO, donde “Lluvia y más lluvias” representan el transcurrir. El elemento fluctuante, en Gotas, Lluvias y Aguas, surge como metáfora del tiempo, del devenir, pero también, como señala Valentina, el agua es “espejo e imagen característicos del Sur de Chile”; entonces, Gotas, Lluvias y Aguas son una metáfora de este territorio, de esta tierra, y así como en las aguas en las Aguas de Varsovia nos vemos reflejadas y reflejados; es un espejo que como las raíces de los árboles porta memoria.
En Aguas se presenta una historia a través de fragmentos, metáforas y símbolos que conforman una alegoría -conocida por muchos, y aquí recuerdo Procesión de Guillermo Grez -, recordemos que: “Ella es mutilación/ es árbol y está en venta” y que “los dólares le asaltan los vestidos” (Pp. 93). Una alegoría que trasciende los hechos, pues busca significar y re-crear un dolor, un dolor que, pudiendo ser social, es personificado concientemente por el cuerpo de la sujeto, quien lo siente y clama su agonía, mientras “Las astillas en la piel le van brotando”, mientras “ya no queda ni un milímetro de piel sin ser ajada”; sin embargo, también le brota una pregunta: “cómo volver a ser entera/ cómo volver a ser”, y es esta pregunta la que brilla en la última fotografía, aquella imagen del sol que brota entre los árboles sin talar.

para contacto o adquirir un ejemplar llamar a 9-3060035 o 9-4866863 o escribir al correo monosdemonte@gmail.com

Anuncios
comentarios
  1. Marga... dice:

    Que lindos versos…felicitaciones. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s